Dequevalapeli.com

El aullido del diablo (1978) contada por: Dqvlapeli Blog

Sobre la película

El aullido del diablo

ESPAÑA, 1978
IDIOMAS: Español | 96 min. | Color | 1,66:1 Panorámico

DIRECCIÓN: Paul Naschy
PRODUCCIÓN: Freemont-Nasch International (España)
INTÉRPRETES: Paul Naschy, Caroline Munro, Howard Vernon, Fernando Hilbeck, Cris Huerta, Serg Mills, Isabel Prinz, Chema Gómez, Malena Gracia, Roberta Kuhn
GUIÓN: Paul Naschy
FOTOGRAFÍA: Julio Burgos
MÚSICA: Fernando García Morcillo

SINOPSIS:

En los alrededores de la casa de campo de un actor en decadencia comienzan a sucederse crímenes sanguinarios.

GÉNERO: Terror



CONTADA POR:
Dqvlapeli Blog
Contador de DQVlapeli

Blog

El aullido del diablo (1987)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 29/03/2018

El aullido del diablo (Paul Naschy, 1987)

Aunque más adelante su carrera repuntara, en 1987 Paul Naschy estaba en pleno bache vital y productivo tras el fracaso económico de Operación Mantis (1984). El aullido del diablo es, por tanto, una película testamentaria y feroz, y, al mismo tiempo, un intento de engancharse al carro del slasher que copa las pantallas de todo el mundo.

blog El aullido del diabloEl bastidor argumental ya evidencia esta ambivalencia, al presentar a dos hermanos, Álex y Héctor (Naschy en ambos casos), dedicados a la interpretación. Mientras Álex se dedicó a la creación de un universo propio dentro del género terrorífico, su hermano siempre ha tenido aspiraciones shakespearianas. Pero Álex se suicidó en 1981 y Héctor ha sido siempre un completo fracaso alimentado por la envidia. Recluido en la vieja casa familiar, a la espera de un contrato que nunca llega, dedica su dinero a montar pequeñas escenificaciones eróticas con las prostitutas que le proporciona Eric, el mayordomo (Howard Vernon). Pero como éste se pasa el día dedicado a la nigromancia y a invocar al espíritu de Álex, del pequeño Adrián (Serg Mills), el hijo del fallecido, tiene que hacerse cargo Carmen (Caroline Munro), una mujer atractiva que ha regresado al hogar familiar después de haber sido violada en la ciudad.

La presencia de Carmen en la casa sirve para abrir otra bizarra trama secundaria. Su pasado no se limita a aquella incursión en la ciudad, sino que al volver al pueblo mantuvo una relación con el cura (Fernando Hilbeck), que ahora está consumido por los celos. Para vigilar sus movimientos cuenta con la cmplicidad de Zacarías (Cris Huerta), consumido por la bebida a causa de un amor contrariado. De modo que los tres personajes principales hacen gala de un absoluto desprecio por las mujeres a las que consideran “unas zorras” y a las que intentarán violar, torturarán y amenazarán de muerte en cuanta ocasión se les presente. No es extraño que, en este ambiente turbio, el pequeño Adrián se refugie en un mundo de fantasía en el que los monstruos creados por su padre en la pantalla –Quasimodo, míster Hyde, el monstruo de Frankenstein y, por supuesto, el licántropo Valdemar Daninsky- le proporcionan consuelo del brutal comportamiento que tiene con él su tío.

Salpimentado con asesinatos de adolescentes promiscuas, prostitutas y cuanto intruso se acreca por la casa, a base de hachas, cuchillos de carnicero y atizadores de chimenea, el argumento todavía presentará varios giros más, una pesadilla y un flashback superfluo, antes de la traca final: el anuncio de la llegada del Anticristo.

Nada tiene sentido en El aullido del diablo más allá de su carácter de espectáculo referencial. Las escenas que no están dedicadas al a la celebración de la violencia y de un erotismo de corte sadiano, o a la recreación de la mitología del género terrorífico, son puramente explicativas, redundantes y antidramáticas, puesto que no están planteadas en términos de conflicto. Los personajes entran y salen de las situaciones debido a la voluntad de un demiurgo que proporciona al público algo de información innecesaria y un paréntesis antes del siguiente estallido de violencia. Nada de esto es un demérito, sólo la constatación de que escapa al canon narrativo habitual. Se trata de una película de atracciones: una vuelta al cine primitivo.

Películas relacionadas

El orfanato
Juan Antonio Bayona, 2007
por Juana Salabert
Un vampiro para dos
Pedro Lazaga, 1965
por David Roas
Una vela para el diablo
Eugenio Martín, 1973
por Santiago Aguilar
La piel que habito
Pedro Almodóvar, 2011
por Isabel del Río
Campeones
Javier Fesser, 2018
por Mariví García Gallego

Guerra Civil (1936-1939)

Películas destacadas

Huella de luz
Rafael Gil, 1942
por Santiago Aguilar
Viridiana
Luis Buñuel, 1961
por Ilia Galán

¿ Qué nos cuenta Ignacio Ochoa ?

películas (1)

Suscríbete al Boletín

¿Quieres recibir las novedades en tu e-mail?